Las personas con autismo tienen permitido salir a la calle acompañadas